"Lo primitivo no es lo mismo que lo bárbaro. Lo bárbaro ya está corrompido, lo primitivo aún no ha madurado." G. Leopardi

Monday, 8 January 2018

EN EL HERMOSO CAOS DE LAS ESCOMBRERAS





Poner orden en el caos no es algo nuevo, lo sé. Es lo que hacen otros muchos artistas, lo sé. Y no importa. Y no importa porque no pretendo alzarme con el descubrimiento de nada nuevo, sino centrarme en construir belleza. Y no importa porque incluso de nada sirve que importe. Sólo importa que me centre. Es tan sólo una ilusión ver parte de un territorio transformado a mi entero antojo y según el sentido estético que me guía.

Perseguir la belleza es algo que me une a una tradición presente a lo largo de la historia de la Humanidad. La ancestral congregación de los buscadores de lo perplejo tiene sus acólitos esparcidos por el mundo entero, cual creyentes de la única religión que concibo y de la que me declaro seguidor: lo bello. Lo bello es sólo el aliento de dios, el vaho permanente de los corazones nobles.

Los poemas son algo semejante. Lugares escondidos y olvidados que emiten una señal de belleza en medio de la desidia; lugares de los que arrancas la voz en canto de la tierra acariciada. Es tan sólo un gesto silencioso en el paisaje para  no morir ahogado en la nada del caos. Otro poema que vence a la desesperación, o que al menos, se enfrenta a ella con el corazón limpio.